miércoles, 23 de diciembre de 2015

RESEÑA: TERAPIA - SEBASTIAN FITZEK








TITULO: TERAPIA

AUTOR: SEBASTIAN FITZEK

EDITORIAL: EDICIONES B

PÁGINAS: 272








SINOPSIS


Ni testigos ni pistas ni cadáver. Josy, la hija de doce años del conocido psiquiatra Viktor Larenz, desaparece en misteriosas circunstancias de la consulta del médico que la trata de una extraña enfermedad. Cuatro años después, Viktor, sumido en una profunda tristeza, se ha retirado a una remota casa en una isla del Mar del Norte. Allí lo localiza una hermosa desconocida que padece alucinaciones: ve constantemente a una niña pequeña, una niña que padece una extraña enfermedad y que desaparece de la consulta del médico sin dejar rastro. Viktor inicia entonces un tratamiento con la desconocida, pero la terapia se convierte paulatinamente en un dramático interrogatorio… ¿Es posible lo inconcebible?



MI OPINIÓN


Hace tiempo que esperaba leer un libro que me provocara cosas que ya no son tan fáciles de encontrar. Me refiero al misterio de los libros de suspenso y de esa emoción que genera el no saber lo que está por venir. Por alguna razón, o mejor dicho más que nada por azar, llegué a este autor alemán y decidí darle una oportunidad. Aparte estaba buscando leer un libro no tan largo (digamos, que no supere las 300 páginas), y a eso le sumé las buenas reseñas en GoodReads.

Honestamente, es un libro que tienen que salir a comprar y leer ya. Si bien tiene sus años (data del año 2006) es  una obra que no pierde vigencia por lo bien elaborada y escrita que está. Básicamente, sigue la historia del psiquiatra Viktor Larenz, que pierde a su hija de una manera muy misteriosa sin volver a saber nada de ella. Al tiempo, una mujer aparece en su vida que parece tener relación con lo que le pasó a la niña... y no puedo contarles más. 

Creanme cuando les digo que desde la primer página ya genera adicción y ganas de seguir leyendo. El auto tiene una habilidad maravillosa para engancharnos, y hacernos querer leer otro capítulo siempre, porque cada punto y aparte tiene un enganche para querer continuar. Otra cosa maravillosa que tiene es su protagonista: Viktor. Es un personaje que nos hace pasar por todos los sentimientos posibles y que, él en si mismo, pasa por todos los estados emocionales que existen. Viktor sostiene todo el libro y es el que lleva adelante toda la historia, y más allá de la potencia que tiene como protagonista, es maravilloso como está desarrollada su personalidad y su dolor frente a la pérdida de la hija.

Tienen que saber que éste es un libro con muchos giros. Literalmente, la historia no queda cerrada hasta que se lee la última hoja, y lo mejor de todo, es que no me vi venir nada de lo que sucedía. Y acá, es donde radica el punto principal de por qué este libro me gustó tanto: Fitzek no subestima al lector ni pretende engañarlo con vueltas de tuerca baratas, sino todo lo contrario. Me deja la sensación que Fitzek tiene una gran estima de sus lectores y, por lo tanto, los invita a pensar, a desarrollar teorías, y principalmente, a sorprenderlos. Es verdad, también, que tengo cierta sensibilidad frente a las historias que incluyen la pérdida de niños pequeños, y más aun si el destino de estos niños es incierto. Me causa mucha tristeza y angustia porque una situación de estas características debe ser terrible, y este libro tiene pasajes que sufrí un poco al leerlos por la claridad con la que el autor describe los sentimientos de un padre que ha perdido a su hija, y que por ende, lo ha perdido todo. Pero no considero estos sentimientos como algo negativo, sino como una cualidad extraordinaria del escritor en poder hacer transmitir a un personaje tantos sentimientos mezclados. 

Por supuesto que en el libro hay mas personajes, pero no quiero hablar de ellos porque me parece que sería injusto arruinar el factor sorpresa que genera la historia. En mi caso, por suerte, lo leí sin saber casi nada de ella, y agradezco que haya sido así.

Admiro la gente que puede relatar una historia compleja, con situaciones extrañas que parecen no tener una explicación clara, pero que finalmente todo cierra y encaja a la perfección. Admiro la capacidad de generar una historia y atar todos los cabos sueltos que quedan, y que realmente te dejen conforme. Para mi, "Terapia" es eso. Un libro de suspenso maravilloso que no tiene fisuras, que genera adicción, que te lleva a elucubrar teorías y que apuesta a la inteligencia del lector hasta el último minuto. Yo, por mi parte, apuesto a mas autores como Fitzek, que nos sorprendan como lo logró este libro. 






4 comentarios:

  1. Aun no he leído nada de este autor y, por lo que veo, creo que estoy tardando.
    Besos y felices fiestas!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    No me llama mucho la atención, pero me alegro de que lo hayas disfrutado :)
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!
    No conocía el libro, pero parece bastante interesante así que puede que le de una oportunidad ;)
    Gracias por la reseña :D
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola!!! no lo conocia, pero suena muy interesante. Me lo apunto. gracias por la reseña y el descubrimiento
    Un abrazo

    ResponderEliminar